Boquerones gratinados

A quien no le gusta una buena ración de boquerones fritos? Mmm...que delicia!

Son mi perdición, sobre todo cuando viajamos a Málaga. Ahí, en El Rincón de la Victoria, hacen unos boquerones fritos tremendos, les llaman los Victorianos.


Pero no siempre se puede comer frito! Y ahora que se han terminado las vacaciones y hemos vuelto a la rutina (y muchos a la dieta) es hora de buscar alternativas sanas pero igual de ricas. Y estos boquerones os van a conquistar por todo lo alto.

Es una receta que hace a menudo mi madre, que no es muy de freir.


Se trata de unos boquerones en filete gratinados al horno con pan rallado, ajo, perejil y tomates cherry. Mi novio León que no es muy de pescado se quería comer la bandeja entera!


¡Vamos a ello!



Ingredientes:

  • 500 g boquerones frescos

  • un diente de ajo

  • 1 vaso de pan rallado

  • perejil

  • 10 tomates cherry

  • AOVE, sal y pimienta negra


Procedimiento


Empezamos limpiando los boquerones. Lo ideal es que os los limpie el pescadero, así será mucho más rápido.


Cortamos los tomates cherry en rodajas. En un bol mezclamos el pan rallado, el ajo (yo lo rallo para que quede más homogéneo), el perejil picado y aceite de oliva virgen extra. Mezclamos hasta que quede una arena húmeda.


Ponemos los filetes en una bandeja de horno amplia con papel vegetal.



Le echamos un poco de aceite y seguimos con una capa de tomates y otra de pan rallado.

Unas gotas más de aceite virgen extra, sal y pimienta.




Horneamos a 180 grados 10-15 minutos dependiendo del horno.



Estoy segura de que se van a acabar en nada :)


Buon appetito!