Fusilli lunghi con pimiento asado, aceitunas y mollica

Esta receta es el mix perfecto de sabores mediterráneos. Aceitunas, anchoas y pimientos.

Y como toque crujiente lleva la mollica, el "parmesano low cost" a base de pan rallado que se usa muchísimo en las regiones del Sur de Italia.




Mira de cremosidad. Ay que rico, vamos a por ello!


Ingredientes:

  • 200 g fusilli lunghi o el formato de pasta que quieras

  • una bolsa de pimientos pequeños de colores (o un pimiento amarillo y uno rojo)

  • una cebolla

  • un puñado de aceitunas kalamata o Aragón

  • dos dientes de ajo

  • dos filetes de anchoas

  • alcaparras

  • pan rallado

  • perejil

  • tomillo


Preparación:

Empezamos media hora antes asando los pimientos. En alternativa se pueden hacer en la sartén, pero os aseguro que al horno es otro rollo. Quedan caramelizados y sacan todo el azúcar. Para asarlos los limpiamos y cortamos en tiras. Lo mismo con la cebolla. Ponemos todo en un bol y añadimos aceite virgen extra, sal, pimienta, ajo y tomillo. Mezclamos bien y volcamos en la bandeja de horno. Espolvoreamos con un poco de pan rallado y horneamos 30 min a 200 grados.




Preparamos la mollica. En una sartén añadimos un poco de aceite y el pan rallado. Lo dejamos dorar mezclando de ve en cuando hasta que coja un color marroncito.



Para la salsa: sofreimos un diente de ajo y los filetes de anchoas, machacamos bien y añadimos las aceitunas y el perejil. Para terminar añadimos los pimientos asados y dejamos dorar todo junto un par de minutos.


Ponemos a hervir abundante agua, salamos y echamos la pasta.



Volvemos a calentar la sartén de la salsa y escurrimos la pasta al dente directamente ahí.

Salteamos un par de minutos añadiendo un poco de agua de la cocción para que todo ligue mejor y la pasta suelte su almidón.

Se queda una pasta súper cremosa, ya verás!



Servimos y espolvoreamos un poco de mollica.

Buon appetito!