Gnocchi de patatas

Gnocchi de patatas, un gran clásico italiano!

Son ideales con todo tipo de salsa: al sugo, al pesto, alla sorrentina, salsa de queso...


Si es la primera vez que vas a prepararlos, estos consejos te va a venir muy bien.

Su textura blanda que se derrite en la boca es lo que los caracteriza, así que si no quieres fallar sigue leyendo.



Consejos para unos gnocchi perfectos


El tipo de patata:

Cualquier patata vale, pero si quieres conseguir unos gnocchis ideales, tienes que usar unas patatas con textura harinosa, como las patatas viejas. En Italia utilizamos las patatas rojas, pero he comprobado que las de aquí no se parecen mucho. Las patatas gallegas van muy bien.


Harina "quanto basta":

Quanto basta es nuestra manera de decir "cuanto requiere la receta" o mejor "a ojo".

La relación harina-gnocchi es muy delicado, porque con muy poco puedes pasarte de cantidad y los gnocchis serán duros como piedras.

Las primeras veces haciendo gnocchi la masa te resultará muy pegajosa y querrás solucionarlo añadiendo más harina. Esto es justamente lo que tienes que evitar para evitar que queden duros. (Si ya te ha pasado, quizás esto puede consolarte: a mí me ha pasado más de una vez. El secreto es perderle el miedo a manejar la masa aunque te parezca húmeda. Harina quanto basta y verás que resultado.


La prensa para patatas

Hay muchas maneras de hacerlo pero lo ideal es usar el "schiacciapatate", como el que venden en IKEA.



Este accesorio es ideal porque machaca las patatas de forma uniforme y sin grumos.

Pero no te preocupes porque hay otras opciones.

Un remedio casero que me ha funcionado en pasado es el rallador de queso. Y a las malas un tenedor, pero te aviso que dejará tropezones.


El Rigagnocchi

La tablita de madera que os tiene fascinados cuando publico algún video en instagram!

Si te estás preguntando si las rayas son solo estéticas, la respuesta es no. Ellas tienen su función que es atrapar toda la salsa!

Yo utilizo este rigagnocchi que compré en Amazon durante el confinamiento (en esa epoca tenía mucho tiempo libre para hacer gnocchi jaja).



 

Antes de empezar, te informo que en este blog tengo otros tipos de gnocchi:




Y ahora vamos con la receta!


Ingredientes

Para 4 personas:

  • 1 kg de patatas

  • 300 g de harina

  • 1 huevo

Procedimiento


Con antelación hervimos las patatas. Lo mejor es dejarlas enteras y con la piel, porque de esta manera no pierden el almidón.


Cuando estén cocidas hay que machacarlas (eligiendo una de las opciones que hemos visto antes: prensa para patatas, rallador de queso o tenedor.


En un bol ponemos las patatas machacadas, hacemos un hueco en el medio y añadimos el huevo. Batimos y mezclamos todo.


Añadimos la harina y en cuanto esté más compacto lo sacamos del bol y seguimos amasando en la superficie de trabajo.


Si la masa te resulta muy pegajosa añade poca harina.


Divide la masa en varias partes y amasa cada una hasta obtener un cilindro largo y con un espesor de un par de centímetros.


Con un cuchillo corta unos cubos del tamaño que desees y con las manos los redondeamos (si se pegan, añadimos poca harina).


A este punto solo queda añadirle las rayas. Este paso es facultativos, pero a mi me gusta hacerlo, y si no tienes el rigagnocchi puedes usar un tenedor.



Ya tenemos los gnocchi listos para cocinarlos.

Para la cocción: pon abundante agua a hervir, échale sal y añade los gnocchi. Estarán listos cuando empiecen a flotar. No suele tardar más de un minuto.