Patatas al horno super crujientes

Esta manera de preparar las patatas al horno me ha revolucionado la vida! Crujientes por fuera y blanditas por dentro.



Sigue estos pasos y verás que resultado:

Pelamos y cortamos las patatas en dados más o menos regulares.


Ponemos a hervir abundante agua con sal y cocemos las patatas 8-10 minutos.


Escurrimos y las ponemos en un bol. Añadimos aceite de oliva virgen extra (hay que ser generosos), sal y hierbas al gusto. (Yo pongo romero, tomillo y dientes de ajo).


Horno precalentado a 200 grados. Horneamos 30 minutos o hasta que estén bien doraditas.


¡El éxito está asegurado!