Risotto al azafrán, gamba roja y coco

Mi última propuesta para "Platos que enamoran" es este risotto súper cremoso con azafrán, gamba roja y reducción de leche de coco. Los sabores combinan de maravilla y estoy segura de que opinaréis lo mismo que yo al primer bocato.

La preparación es mucho más sencilla de lo que puede parecer, así que vamos a por ello.


Ingredientes:

  • 160 g arroz Carnaroli o Arborio

  • 1/2 lt de caldo de verduras

  • 40 g parmesano rallado

  • 1/2 vaso de vino blanco

  • 65 g mantequilla muy fría

  • 4 gambas rojas o carabineros pequeños

  • 50 ml leche de coco

  • 1 cucharadita de maicena

 

Preparación:

Empezamos por el arroz

1. El caldo: La base de cualquier buen risotto es el caldo, así que lo primero que hacemos (también con antelación) es prepararlo. En este caso uso un caldo de verdura básico: ponemos a hervir abundante agua con cebolla, apio y zanahoria. Dejamos hervir unos 30 minutos, salamos y listo.


2. Tostar el arroz: ponemos a calentar una olla con un poco de AOVE y echamos el arroz para tostarlo un par de minutos. Esto sirve para sellar el grano de arroz y evitar que se rompa durante la cocción. Dejamos tostar un par de minutos y luego echamos el vino. Dejamos evaporar el alcohol.


3. Añadir el caldo gradualmente: empezamos a añadir el caldo poco a poco, mezclando para que no se pegue y para que el arroz suelte su almidón. En 15-16 minutos estará listo. Añadimos el sobre de azafrán.


4. La mantecatura: este paso es clave para alcanzar la textura cremosa. A cocción terminada apagamos el fuego y añadimos un trozo de mantequilla MUY fría y mezclamos bien. A continuación también añadimos parmesano rallado. Cubrimos la olla y lo dejamos reposar 1-2 minutos antes de servir.



Reducción de leche de coco

Vamos a hacer una cremita de leche de coco. Para espesar utilizamos la maicena.

Mezclamos una cucharada de maicena con una de agua.

En un cazo pequeño ponemos a calentar la leche de coco. Cuando esté caliente añadimos la mezcla de maicena y removemos bien hasta alcanzar la textura deseada (tarda muy poco).


Preparación de las gambas

Para esta receta es importante usar un producto de calidad y, ya que vamos a servir las gambas crudas tenemos que congelarlas un par de días antes.

Las descongelamos un par de horas antes y las limpiamos: pelamos el caparazón y quitamos el intestino (la línea negra que aparece por todo el cuerpo).

Aliñamos con aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta y ralladura de limón.


Emplatado

Emplatamos el arroz, añadimos las gambas formando un corazón y terminamos con la reducción de leche de coco y algún pistilo de azafrán.

Buon appetito!