Tiramisù al limoncello

Si eres #tiramisulover te encantará esta versión veraniega perfecta para terminar una cena entre amigos (y sorprenderlos!). Es muy fresco y no lleva café. Os lo recomiendo 100% y os prometo que es muy fácil. Vamos a ello!




Ingredientes para una bandeja grande:
  • 200 g azúcar

  • 2 paquetes de bizcochos savoiardi

  • 500 g mascarpone

  • 200 ml nata

  • 8 huevos muy frescos

  • Ralladura de 1 limón

  • 500 ml leche

  • 50 ml limoncello

 
Procedimiento:

Empezamos con los huevos: es importante que sean frescos y estén a temperatura ambiente. Yo uso los de Pazo de Vilane, que son de gallinas camperas criadas en plena naturaleza en Galicia (esto lo vi con mis propios ojos durante mi visita al pazo que puedes ver aquí).

Montamos las yemas con 160 g de azúcar hasta que sea esponjoso.

Añadimos el mascarpone, la ralladura de limón y seguimos batiendo.


A parte montamos la nata (en el tiramisù clásico no la pongo, pero en esta versión me gusta bastante el toque) y la añadimos a la mezcla.


Por último montamos las claras con el restante azúcar (40 g). Los añadimos a la crema con movimientos envolventes.


Preparamos el liquido para bañar los bizcochos mezclando en un bol la leche y el limoncello (id probando si os parece poco añadis un poco más).


Ya podemos montar el tiramisù: una capa de crema, una de bizcochos bañados en la leche y así hasta llenar la bandeja (yo hago 3 capas de bizcochos).




Guardamos en la nevera al menos 6 horas (mejor de un día para otro) y antes de servir decoramos con rodajas de limón, menta e fresas (o frambuesas) y ralladura de limón.