Torta caprese de pistacho

Quien me conoce sabe que el pistacho es mi perdición. Me encanta usarlo en platos de pasta, salsas y postres. Esta es mi versión verde de la clásica torta caprese. Una tarta sin harina a base de chocolate y almendras. Perfecta para los intolerantes al gluten.

Es muy curioso como nace esta tarta así que te lo voy a contar.


Si es verdad que de los errores se aprende, también lo es que a veces de ahí sales cosas extraordinarias! Y es así que nació la torta caprese. Por un error del chef Carmine Di Fiore, que en 1920 en un taller artesanal de la isla de Capri (de ahí su nombre), haciendo una tarta de almendras se olvidó agregar la harina. La horneó sin darse cuenta y al final de la cocción la tarta resultó ser un auténtico manjar: suave por el centro y crujiente por fuera!


Desde entonces es uno de los postres más amados de Capri y de la Costiera Amalfitana.

La versión original contempla el uso de harina de almendras y chocolate negro (aquí podéis ver la receta), pero esta es mi versión con chocolate blanco y pistachos.


Una verdadera delicia! Y no lo digo solo yo :) he recibido un mensaje que me ha alegrado el día:

"Hola Giulia, he replicado tu caprese de pistacho y es espectacular! Soy de Nápoles y vivo en España. Hago tartas caprese cada vez que tengo invitados, pero nunca la había hecho de pistacho. Simplemente fantástica!"

Dicho esto, vamos a por ello!



Ingredientes:

  • 200 g mantequilla

  • 200 g azúcar

  • 5 huevos

  • 150 g almendras trituradas

  • 100 g harina de pistachos

  • 250 g chocolate blanco


Procedimiento:


Sacamos con antelación la mantequilla para que se ablande.


En un bol echamos la mantequilla y el azúcar y empezamos a montar. Añadimos los huevos uno a la vez y seguimos montando. Cuando sea bien cremoso añadimos el chocolate blanco derretido, la harina de pistachos y las almendras picadas (me gusta que se noten los trozos en cada bocado).


Cogemos un molde de 28-30 cm, cubrimos con papel de horno y volcamos la mezcla.

Horneamos 25-30 minutos a 180 grados.


Dejamos enfriar y decoramos con azúcar glas.

Lo ideal es servirla con una bola de helado :)


Buon appetito!